Los Costos Indirectos de Fabricación

 

Este artículo se centra en los costos indirectos de fabricación en una empresa. Aunque no pueden atribuirse directamente a un producto o proceso, son importantes para determinar el costo unitario de producción y tomar decisiones financieras. 

 

Se explican los diferentes elementos y criterios de distribución de estos costos, así como los métodos de distribución primaria, secundaria, pre-secundaria, terciaria y cuaternaria. Esta información es valiosa para cualquier empresa que busque gestionar sus costos indirectos de fabricación de manera eficiente.

Lo que encontras en este Post

Definición

Los costos indirectos de fabricación son aquellos que no pueden atribuirse directamente a un producto o proceso específico, pero son necesarios para la operación de la empresa.

Características principales

Para asignar adecuadamente estos costos, se requiere un proceso de prorrateo que permita su absorción en el producto o servicio mediante una cuota referida a una manifestación tangible de la producción con la cual se relaciona. 

 

La asignación precisa de los costos indirectos de fabricación es importante para determinar el costo unitario de producción y tomar decisiones financieras en la empresa.

 

La carga fabril o costos indirectos de fabricación se compone de diversos elementos, entre ellos alquileres, combustibles, energía, depreciaciones, impuestos, servicios autogenerados o comprados a terceros, materiales indirectos y mano de obra indirecta. 

 

Estos costos se pueden clasificar en tres categorías: materiales indirectos, mano de obra indirecta y otros costos indirectos. 

 

Uno de los problemas importantes en la aplicación de los costos indirectos de fabricación a la producción es la combinación de los desembolsos resultantes efectivos o reales y los costos imputados o predeterminados, que corresponden a costos realizados con anterioridad a su apropiación y aquellos que se incurrirán en el futuro. 

 

Para la adecuada asignación y absorción de estos costos en los productos o servicios, se requiere un proceso cuidadoso que considere los diferentes elementos de la carga fabril y su relación con la producción.

Clasificación Departamental en los Costos Indirectos

La clasificación departamental de los costos indirectos de fabricación persigue el mejor control y evaluación de las distintas áreas de responsabilidad dentro de la empresa. Se apropia cada costo al departamento, sección o centro que lo origina o se beneficia con él.

 

Existen departamentos de producción o de servicio donde se elaboran bienes comercializables o se presta un servicio, así como otros sectores y departamentos que contribuyen al proceso de producción sin tener una participación directa en la transformación.

Proceso de produccion de autos.

 

Los centros de costos de producción fabrican, transforman y elaboran bienes o generan servicios comercializables. Por otro lado, los departamentos de servicio de producción se pueden clasificar en tres tipos de centros de costos: aquellos que proporcionan apoyo inmediato a la producción, los de servicio general y los centros ficticios.

 

Una forma de apropiación de los costos indirectos a la producción o al servicio comercializable es haciendo incidir en cada producto o servicio las cargas correspondientes a cada departamento que interviene en su elaboración o generación.

 

Esta incidencia se realiza en forma proporcional al tiempo que cada departamento contribuye a la fabricación del bien o a la prestación del servicio.

Clasificación de los criterios de distribución de los Costos Indirectos de Fabricación

La clasificación de los criterios de distribución de los costos indirectos de fabricación se basa en diferentes enfoques. 

 

Uno de ellos es el criterio del uso, que se basa en la equidad y considera que el departamento, función, artículo elaborado o servicio prestado que más se beneficia con el costo indirecto, deberá absorber en mayor medida su cuota parte. 

 

Este criterio se aplica distribuyendo el costo acumulado en el departamento entre los distintos productos elaborados en el período respectivo, en proporción al uso o beneficio que reciben de las máquinas o de la fuerza laboral que participaron en su generación.

Imagen de una calculadora

Otro enfoque es el criterio de la capacidad de absorción, que se basa en la capacidad contributiva y considera que los productos o servicios que tengan mayor margen de beneficio, deberán absorber proporcionalmente mayores costos sin tener en cuenta la utilización de la capacidad productiva de la empresa.

Este criterio se aplica distribuyendo los costos indirectos conjuntos a los distintos productos o servicios, proporcionalmente al margen de beneficio que obtienen en el mercado.

 

Además, existen otros criterios que se basan en incentivos o condiciones de comercialización particulares. 

 

Estos criterios se pueden aplicar en empresas con actividad comercial preponderantemente fundada en el proceso de distribución de los costos indirectos conjuntos de venta y administración a los distintos segmentos de mercado, productos o líneas de productos y de servicios, sectores geográficos de distribución, divisiones administrativas de la organización de ventas, canales de distribución, métodos para obtener pedidos, métodos de entrega, participación de fuerza de vendedores, tipo de clientela e importancia de los pedidos.

Métodos de distribución de Costos Indirectos

La contabilidad de costos tiene como objetivo analizar y registrar de manera organizada cada gasto de una empresa industrial para proporcionar información detallada sobre la estructura de costos de cada departamento o sección.


Para distribuir los costos indirectos, se utilizan diferentes métodos de prorrateo, como la distribución primaria, secundaria, pre-secundaria, terciaria y cuaternaria.

Imagen de un grafico de torta

La asignación de los costos indirectos a los productos elaborados puede realizarse mediante costos resultantes, efectivos o reales, o utilizando costos predeterminados o precalculados.

 

Para determinar el costo total de un producto elaborado, se agrega al costo primo (costo de la materia prima, más el costo de la mano de obra directa) una cantidad predeterminada representativa de la carga fabril que le corresponde. 

 

La utilización de una cantidad normalizada ayuda a evitar fluctuaciones en los costos unitarios y a normalizar el impacto que las variaciones del volumen de producción pueden tener sobre los costos fijos entre un mes y otro.

Distribución Primaria de Costos Indirectos

La distribución primaria de la carga fabril, es el proceso de distribuir de manera precalculada los costos indirectos de fabricación entre todos los departamentos de producción y servicios de apoyo de una empresa. 

 

Para la distribución primaria, se utiliza el principio del causante o del beneficiario. Algunos conceptos se identifican fácilmente con un departamento, mientras que otros constituyen un costo conjunto para todos los centros de costos. 


Es necesario encontrar una base de prorrateo que corresponda a un factor técnico relacionado con el costo en sí, para evitar vincularlo con valores monetarios expuestos a riesgos inflacionarios. Ejemplos de bases de prorrateo incluyen horas, kilos y unidades técnicas como kilowatts por hora o kilogramos de vapor.

Distribución Secundaria de Costos Indirectos

La distribución secundaria de carga fabril busca aplicar criterios razonables para distribuir el costo de cada departamento de servicio o apoyo exclusivamente entre los departamentos de producción.

La falta de distribución secundaria haría que los costos concentrados en los departamentos de servicio quedaran sin ser considerados en el costo de los productos. 


La distribución secundaria consiste en el prorrateo de los costos asignados por la distribución primaria a los departamentos de servicio, auxiliares o de apoyo entre los departamentos de producción.

La distribución pre-secundaria es un criterio de distribución que considera no sólo la relación de beneficio existente entre un departamento de servicio y los de producción, sino también la existente entre los propios departamentos de servicio.

La simplificación en la asignación de la distribución secundaria puede generar una mezcla confusa de gastos que no aporta datos confiables, y es preferible practicar directamente tales controles en los propios departamentos de servicio.

Distribución Pre-Secundaria de Costos Indirectos

En relación a la distribución pre-secundaria, existen dos alternativas para resolver la distribución de los costos indirectos fabriles de los departamentos de servicio: distribución sobre una base no recíproca y distribución sobre una base recíproca.

 

La utilización de ecuaciones de dos incógnitas para resolver la cuestión de reciprocidad puede resultar engorrosa, por lo que se propone un esquema de prestaciones no recíprocas para simplificar la cuestión de reciprocidad y minimizar las imprecisiones causadas por renunciar a las ecuaciones con dos incógnitas.

 

Para priorizar la distribución de los centros de servicios, se debe empezar por aquel que tenga mayor cantidad de usuarios, y sucesivamente continuar con los demás centros de servicios en orden decreciente según su número de usuarios. En caso de empate en el número de usuarios, se prioriza el centro con menos prestadores o que haya acumulado mayor monto de costos.

 

Una vez finalizada la distribución de todos los centros de servicios, los otros costos se asignan a los distintos centros de costos operativos o productivos, lo que permite su vinculación con los productos o servicios finales ofrecidos a terceros en la etapa final de vinculación.

Distribución Terciaria de Costos Indirectos

En esta etapa, se busca calcular el costo hora departamental dividiendo el costo acumulado en el departamento por una base adecuada, como el número de horas máquina o horas hombre, o unidades a elaborar. 

 

Es importante tener en cuenta que, en casos de desproporción notable de costos de estructura o funcionamiento entre las máquinas de un departamento, no resulta equitativo distribuir el costo de carga fabril de manera igualitaria entre los productos elaborados en distintas máquinas.

Imagen de una maquina produciendo

Para resolver esta situación, se propone utilizar el criterio de distribución del costo conforme al principio del beneficio o uso, lo que permite distinguir dos o más centros de costos en un mismo departamento. 

 

En la distribución terciaria, se toma el ítem de costo aplicado a cada departamento de producción y se lo reparte equitativamente entre los distintos centros de costos que lo componen, utilizando la base técnica de prorrateo que esté mejor relacionada con la erogación. 

 

Una vez asignados los costos presupuestados o resultantes a cada centro de costos, se determina la cuota hora de cada máquina a aplicar a la producción efectuada en las mismas. 

 

La suma de las cuotas hora de todas las máquinas es igual al costo de carga fabril distribuido en el departamento.

Distribución Cuaternaria de Costos Indirectos

En esta etapa, se determina la cuota-hora de costos de carga fabril que serán absorbidos por los productos elaborados, de acuerdo con el tiempo incorporado en cada departamento o centro de costo. 

 

Es importante elegir una base adecuada para relacionar los costos con los productos y servicios comercializables. 

 

La base lógica suele ser las horas de trabajo de las máquinas o de la mano de obra utilizada, y se toma en cuenta el nivel de actividad en relación con la capacidad instalada durante el período al que se refieren los costos precalculados presupuestariamente.

 

Las cargas fabriles tienen una estrecha relación con el factor tiempo, por lo que es importante considerar las horas de trabajo de las máquinas o la mano de obra utilizada en cada departamento o centro de costo para determinar la cuota-hora de costos de carga fabril a ser absorbida por los productos elaborados.

Conclusión

💡 En resumen, los costos indirectos de fabricación son elementos esenciales para la operación de una empresa, y su asignación precisa es fundamental para determinar el costo unitario de producción y tomar decisiones financieras informadas. La distribución de estos costos se puede realizar mediante diferentes métodos de prorrateo, como la distribución primaria, secundaria, pre-secundaria, terciaria y cuaternaria. La comprensión y gestión eficiente de los costos indirectos de fabricación es crucial para cualquier empresa que busque mejorar su rentabilidad y competitividad en el mercado.

Bibliografía

Bottaro O, Giménez C & Cuyumgian E. (1995). Costos para empresarios. C.A.B.A.Ediciones Macchi. Pp 231-253.

Video Complementario

En este artículo, hemos explorado los conceptos claves relacionados con “Los Costos Indirectos de Fabricación ”. 

 

¡Esperamos que les haya aportado nuevos conocimientos y perspectivas!

En este video, se presentarán conceptos teóricos y ejemplos prácticos que te ayudarán a aplicar las ideas desarrolladas. 

Así que, si estás interesado en llevar tus conocimientos al siguiente nivel, asegúrate de ver nuestro video que complementa este artículo.

2 comentarios en “Los Costos Indirectos de Fabricación”

    1. Gestion y Costos Desde Cero

      Buenos días Josefina! Disculpame la demora en contestar.
      En principio podríamos decir que sí. Por ejemplo tomando el caso de la energía eléctrica, si la misma se puede mensurar únicamente a través de un medidor que se encuentra afectado al consumo de toda la planta, diríamos que sí, pero si cada máquina, posee alguna forma de controlar el consumo que tiene cada una de ellas, este se puede medir directamente, y debería tratarse como un costo directo más, dado que puede relacionarse con el objeto de costo de forma unívoca.

      Saludos!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error:
Scroll al inicio